El Oxford, un clásico que nunca pasa de moda

Tenemos muchas camisas en nuestro armario, de vestir, de sport, de verano, de
invierno, camisas de confección o camisas a medida, pero si buscamos con atención, conseguiremos todos al menos una camisa de Oxford, que es perfecta para casi cualquier outfit en prácticamente toda ocasión.

El Oxford es uno de los tejidos más populares, su origen proviene de la ciudad de
Oxford en Inglaterra, donde los estudiantes lo usaban en sus camisas para asistir a clases con esa combinación perfecta de comodidad y elegancia, propia de la moda inglesa. Igualmente era utilizado en las uniformes de los jugadores de polo, con la particularidad de que llevaban botones en las puntas del cuello para que no se escurrieran debajo del jersey.

La cualidad principal de los paños de Oxford es el tacto granulado que
proporciona su construcción, una especie de patrón de cuadros minúsculos donde la urdimbre (hilo vertical) y la trama (hilo horizontal) son de tonalidades diferentes.

Las posibilidades de combinación son infinitas, partiendo de las camisas de Oxford liso que por general son de colores pastel como el celeste y el rosa, que se utilizan como camisas de vestir para ocasiones más formales, hasta las más formales camisas de lujo de Royal Oxford blanco con su increíble sedosidad, prestancia y empaque.

Del mismo modo, es un clásico las camisas de Oxford de rayas, celeste, rosa,
aguamarina, rojo, etc., perfecta para combinar con pantalones chinos o cargo beige o camel, en las épocas mas calurosas con bermudas y en las épocas más frescas con jersey.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados