El traje en tiempos actuales

En el armario de todo hombre elegante existe una prenda que no puede faltar, el Traje, bien sea por requisito de su actividad profesional o de su agenda social, el traje es una prenda básica que no debe ser menospreciada y que en nuestra opinión, una prenda en la que no se debe escatimar. Según suconstrucción, utilización y dependiendo del cuidado que se le dé, tiene un tiempo de vida bastante prolongado y es útil para multitud de ocasiones.
El Traje es una de las prendas de hombre que es menos susceptible al paso de las tendencias y modas, un traje clásico siempre será elegante, unas solapas proporcionadas, un fit clásico, un largo estéticamente correcto, siempre destacará frente a las tendencias de solapas de mayor tamaño, fits más slim y proporciones más cortas que tienen fecha de caducidad y con el paso del tiempo, en un muy corto plazo, dará la imagen de ser una prenda vetusta.
Los tiempos que corren no exigen tener colecciones de trajes diferenciadas para verano y para invierno, en prácticamente cualquier sitio o medio de transporte en el que nos encontremos habrá aire acondicionado en verano y calefacción en invierno, del mismo modo un traje catalogado como de invierno debido al gramaje superior del paño con que se confecciona comparado con un traje de entretiempo, no exime de la utilización de un abrigo para las condiciones climatológicas de los meses más fríos y lluviosos.
 
En el ideario popular siempre se cree que el hombre solo viste de 3 colores, azul, gris y negro. Sin embargo, en La Fábrica ampliamos un poco el abanico y tenemos una propuesta robusta de trajes de colección, en donde cubrimos los básicos, también ofrecemos distintos gradientes, por ejemplo, del azul, partiendo del azul marino clásico, suavizando al azul tinta hasta llegar al azulón de fil-a-fil perfecto para cualquier ocasión. No nos olvidamos del traje gris, partiendo del gris marengo hasta el gris medio perfecto para un evento de mañana o una comida de negocios.
Pero no únicamente de traje liso vive el hombre, también tenemos variantes como el traje ojo de perdiz y el de espigas, tan modernos como elegantes. Visualmente, se tiene la idea de que los trajes ojo de perdiz y las espigas son prendas exclusivas de invierno, sin embargo, cuando refinamos los diseños a un ojo de perdiz de círculos más pequeños con colores más vivos como el azul tinta y espigas más finas con un color gris medio, nos damos cuenta de que tenemos un universo casi infinito de posibilidades. Ni hablar del traje gris de raya diplomática, con un fino gessato sobre un gris antracita, ideal para los gustos más selectos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados